--------------------------------------------------------------------------------

Mis Seguidores

jueves, 6 de marzo de 2014

Me llaman tiempo porque dicen que todo lo curo.

¿Cuántas veces nos hemos quedado mirando el reloj?
¿Cuántas veces hemos deseado que las agujas se movieran más rápido?
 ¿Cuantas veces hemos cerrado los ojos, y al abrirlos hemos deseado que se hubieran movido las agujas de sitio?



Sin darnos cuenta, vivimos condicionados por el tiempo. Planeamos cosas a una determinada hora, en un determinado día, y en un determinado momento. Sin embargo, muchas veces la noción del tiempo, se nos escapa de las manos. Lo bueno se pasa volando, lo malo tiene complejo de tortuga.

O si no, decidme, ¿quién de vosotros planea tener problemas? ¿quién quiere pasar por malos momentos sin obtener ningún beneficio? Los malos momentos casi nunca los planeamos. Suceden sin más. 
Pillándonos de improvisto. Pillándonos con la sonrisa en la boca y los brazos abiertos, esperando cualquier cosa menos sufrir.

Bienvenidos a la vida. 

Se nos da demasiado bien prepararnos para las cosas buenas, porque claro está, a nadie le gusta sufrir, ni tener problemas. Todos quisiéramos tener esa felicidad infinita.Nuevamente, bienvenidos a la vida real.
Problemas y malos momentos vamos a tener siempre. Y muchas veces vamos a sentir que nos ahogamos en ellos, que pesan tanto que nos aplastan, que nos dejan sin oxigeno. 
Siempre intentamos matar el tiempo, siendo inconscientes de que él nos acabará por matar.

¿Sabéis qué?
En esos momentos, mirad nuevamente al reloj. Y recordar que, las agujas siguen pasando, a veces más rápido, otras más despacio.
Que el tiempo todo lo cura.
 Porque así somos, todo viene, y todo se va. Los problemas no van a ser infinitos, al igual que no existe la felicidad infinita. Hay que buscar ese equilibrio. Ese sentimiento de estabilidad, ese sentimiento saber que en esta vida tenemos que pasar por todos los momentos.

Saber esperar, y dejar que el tiempo pase es uno de los mayores triunfos de esa vida.



¡Espero que os haya gustado!
PD: NO OS OLVIDÉIS DE SONREIR

viernes, 29 de noviembre de 2013

Culpar, perdonar. Perdonar, culpar.


“La culpa no ha sido mía” 
¿Cuántas veces no habremos oído esta frase?
Y lo que es más, 
¿Cuantas veces la hemos dicho nosotros mismos?

Esta maldita sociedad siempre nos hace buscarle un causante a nuestros problemas, parece que no nos quedamos tranquilos hasta que no le hemos echado la culpa a algo o, a alguien de lo que nos pasa. Y los hacemos responsables de lo ocurrido, recordándoselo constantemente. Como si cada vez que se lo echáramos en cara y le culpáramos, nos aliviáramos nosotros mismos. Y lo peor es que hay veces que hasta nos sentimos orgullos por ello.

No nos damos cuenta de que, quizás, la culpa la tenemos nosotros mismos. Pero claro, como es mucho más fácil y así evitamos la responsabilidad que conlleva reconocer nuestros fallos, le echamos la culpa a otros.
 Y lo peor es que, a veces la tendencia a culpar a otros, hace que no veamos la realidad tal y como es.

No es el hecho en sí lo que nos hace sufrir, sino la manera en la que nosotros vemos este hecho. Es decir, que depende de nosotros sufrir o no, (de ahí la frase el dolor es inevitable, pero sufrir es opcional) por eso cuando culpamos a otros, los únicos que salimos perdiendo somos nosotros.

Por desgracia, el orgullo hace que nos cueste perdonar,  pero si lo pensamos no sirve de nada que carguemos con el exceso de culpa o, culpar a otros.



Porque la vida ya es bastante complicada por sí sola, como para complicarla nosotros más, ¿verdad?



PD: ¡No os olvidéis de sonreír!


lunes, 25 de noviembre de 2013

Conseguiste volver a construir mis ruinas

Y aquí me tienes, en el mismo lugar de siempre delante de un folio blanco que me pide a gritos que te escriba y que te cuente todos los deseos que junto a ti, he conseguido hacer realidad. 
Comenzaré diciendo que es un regalo que cada día me regales esa sonrisa.
¿Cómo no poder amar esa sonrisa? 
Y a mi me encanta disfrutarla y sin duda, voy a hacer lo imposible, para que no la pierdas nunca.
¿Y sabes? Antes quería volar, y ser libre, pero hace un tiempo que dejé de tenerle envidia a los pájaros, porque tú has conseguido hacerme volar muchísimo más alto.
Tú, con tu maldita mirada, con tu maldita media sonrisa, con unas simples palabras, consigues provocar un terremoto en mi, de temblores y suspiros, de amor y felicidad, una combinación que me provoca una adicción tal como la de una droga, que desemboca en un querer más de ti, y en querer tener esa sensación por siempre. Ojalá y siga siendo así, y que ni siquiera el tiempo, ni la distancia, ni la mayor de las discusiones, consiga romper esa sensación.
Gracias mi vida, por hacerme rozar el cielo simplemente cuando se cruzan nuestras miradas, gracias porque con tus caricias, y con tus ganas de darme vida, conseguiste volverme a construir mis ruinas. 


¡Gracias a esas 400 personitas que se distraen leyendo por aquí!
¡Os mando un beso gigante!
Recordar que podéis visitar mi página web de sesiones de fotos: http://mariajoseserranophot.wix.com/fotografia

y aquí tenéis la de facebook (si le dais un me gusta, me hareis muy feliz :) jijii ) 


¡NO OS OLVIDÉIS DE SONREÍR!

martes, 3 de septiembre de 2013

¡A tope con el blog! + Sesión de fotos

¡CUCU!
¡Hola a todos! Siento haber estado ausente durante tanto tiempo y haber tenido abandonado el blog, pero me he propuesto volver y esta vez si que sí dar más caña por aquí.
Como veis, estreno nuevo encabezado, aunque en realidad, no se ni lo que me durará, así que no os acostumbréis mucho a él, pues estaré haciendo algunos cambios en el blog hasta que quede satisfecha por completo.
Hoy  os traigo un relato, una de las sesiones que he hecho este verano ¡Espero que os guste!
















Me veréis pronto por aquí, pero mientras tanto, 
¡no os olvidéis de sonreír!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...